Polarizados Residenciales y Edificaciones Comerciales, tu solución para ahorrar energía

vidrios polarizados

Existen distintos tipos de láminas de polarización, una de ellas es la que se aplica al ámbito inmobiliario.

Más conocido como “control solar a través de láminas polarizadas”, consiste en la aplicación de films resistentes de poliéster que filtran la luz que entra a través de nuestras ventanas y rechazan hasta el 80% del calor.

Independientemente de los distintos modelos y tipos de polarización inmobiliaria que existen, todos tienen una serie de propiedades, basadas en disminuir el calor que entra y sale por nuestras ventanas. Así optimizamos el uso del aire acondicionado en verano, porque entra menos calor, y de la calefacción en invierno, ya que la lámina polarizada impedirá también que el calor se vaya. Esto implica reducir el gasto en electricidad considerablemente.

Otros efectos positivos de aplicar una polarización a las ventanas de nuestro edificio son la reducción de la fatiga visual, que muchas veces se produce por el brillo y la cantidad de luz que entra por las ventanas. A ésta vienen asociados dolores de cabeza y otras molestias que también se irán para siempre. También se frenará la decoloración del mobiliario.

El alto nivel de radiación UV es un concepto que manejamos todos los chilenos. Instalando sistemas de polarización en tus vidrios protegerás a tu familia y seres queridos de los dañinos rayos ultravioleta que pueden llegar a causar cáncer de piel. Al menos, mientras estén dentro de casa. Otra ventaja es la mejora en la apariencia de nuestro edificio y el aumento de la privacidad de la que gozamos dentro de él.

Las láminas de control solar están diseñadas para ser aplicadas en la polarización de vidrios de edificios, ya sea de casas, comerciales, industriales, oficinas, colegios, etcétera. Hay varios tipos que se adaptan a distintas necesidades, para saber cuál elegir hemos elaborado la siguiente gráfica comparativa con las tres opciones más habituales: láminas espejadas, reflectivas y neutras.

GRAFICOS

Los valores que vamos a utilizar para esta comparación son la energía solar que rechazan, la luz visible que dejan pasar y la reducción de calor que se produce, además del rechazo de radiación UV que se mantiene constante en un 99,9%.

Tipos de polarización para edificios:

Láminas espejadas:
polarizacion2Durante el día, cuando la luz exterior es mayor que la interior, presentan un aspecto de espejo. Se trata de las láminas más populares por su excelente relación calidad-precio, ya que rechazan el 79% de la energía solar. Su aspecto espejado lo concede la vaporización de las capas metalizadas con que están fabricadas.

Su uso es más extendido en edificaciones comerciales e industriales que en el hogar debido a que disminuyen la cantidad de luz que entra y oscurecen ligeramente los espacios. Permiten ver sin ser visto durante el día y podemos encontrarlas en elegantes colores que van del plata al gris, bronce, verde, azul y oro. Si las instala un profesional cuentan con una garantía de hasta 10 años.

  • polarizacion3Láminas reflectivas:

Su principal diferencia con las espejadas es la cantidad de luz que dejan entrar al interior: mientras que en la categoría anterior no recomendábamos instalar las láminas en el ámbito del hogar, un film reflectivo puede ser utilizado perfectamente en su residencia. Se fabrican con un moderno sistema de bombardeo iónico, que las hace resistentes a la intemperie, las altas temperaturas, el rayado, etcétera. Son de mayor durabilidad que las anteriores y se presentan en diversos colores y niveles de reflectividad.

  • Láminas neutras:

polarizacion4Esta tecnología de polarización nos permite disfrutar de un control solar durante el día sin las molestias que de la reflectividad interior por la noche.  Se recomienda su uso principalmente en el hogar, aunque también puede ser elegida para aplicaciones comerciales. Muchos expertos en decoración la recomiendan.

El rechazo solar de las láminas neutras es de hasta un 62%, lo que supone un porcentaje muy alto teniendo en cuenta que dejan pasar hasta un 25% de la luminosidad. Por otro lado, éstas son de menor resistencia y su garantía es de 5 años de duración.

  • Láminas exteriores:

Su principal fortaleza es su resistencia a condiciones climatológicas adversas. Las láminas de polarización exteriores están hechas para soportar todas las inclemencias del tiempo, y se utilizan cuando hay dificultades para la instalación de nuestro film por el interior del vidrio, donde usualmente se aplica. Su fabricación está a cargo de una lámina de poliéster que es resistente a la intemperie. Se suelen utilizar en edificios comerciales.

Su constitución permite una excelente visión desde adentro y hacia afuera a través siempre de las ventanas garantizando una gran privacidad.

Ya has visto que la polarización inmobiliaria es una gran opción para problemas como el calor, la eficiencia energética, el gasto en calefacción, la decoloración del mobiliario o las molestias provocadas por el brillo. Visítanos en Interfilm para más detalles sobre este tema.