¿Cómo Polarizar Vidrios? – Todas las respuestas

polarizar-vidrios

Si estamos decididos a polarizar vidrios en nuestra casa, o en nuestro vehículo, lo mejor es optar por dejar  este proceso en manos de un técnico especializado.

Pero si nos hemos decidido a lanzarnos, ahí va una guía de cómo polarizar vidrios.

Material necesario para polarizar vidrios

-Lámina de Polarizado (Sun-Gard, de Seguridad, Anti-Grafiti, etc, cual sea que deseemos instalar en nuestro vidrio, estará disponible en Interfilm)
-Pulverizador
-Cuchillos o también llamados Cutter
-Squeeges
-Plumillas
-Detergente

Instrucciones para polarizar vidrios

Es importante tener en cuenta todos los métodos y técnicas antes de comenzar la tarea. Pues una acción errónea, puede causar estragos en el polarizado, sin embargo, un polarizado a conciencia y estudiado será exitoso; sin burbujas, ni imperfecciones.

Para comenzar el polarizado de un vidrio, debemos reunir los elementos ya mencionados y definir un área de trabajo espaciosa. El Cristal debe estar muy limpio, pero por sobre todo, debe estar seco. El papel polarizado que deseamos poner sobre el vidrio ya debe estar preparado, es decir ya cortado y listo para ser adherido. En nuestro pulverizador preparamos una mezcla de agua y detergente para rociar sobre el vidrio.

Ya teniendo el cristal completamente mojado de agua y detergente, nos disponemos para adherir la lámina polarizante. Cuidadosamente acercamos el papel al cristal hasta que se haga contacto, con nuestros cuchillos retiramos los excedentes de la lámina a fin de hacer un polarizado localizado solo al vidrio (y no otras superficies, como marcos de aluminio o carrocería de un automóvil)

Con las plumillas plásticas alisamos la lámina a fin de retirar el exceso de agua entre lámina y vidrio. Esto ayudará a que sea un polarizado perfecto, o sea que no existan burbujas en el papel. Para finalizar el trabajo de polarizado, debemos dejar secar el cristal, para así evitar cualquier desprendimiento de material.

Cabe destacar que se necesita un trabajo metódico y minucioso, la paciencia es una virtud necesaria a la hora de polarizar vidrios.